Inicio > Noticias > Raúl Sanllehí: "El Real Zaragoza es un equipo de Primera, necesitamos trabajar duro para devolverlo donde merece"

Compartir en

Raúl Sanllehí: "El Real Zaragoza es un equipo de Primera, necesitamos trabajar duro para devolverlo donde merece"

19/04/2022 - 12:45

Raúl Sanllehí, futuro director general del Real Zaragoza, concede su primera entrevista en los medios oficiales del club para repasar las claves del nuevo proyecto. El trabajo en equipo, el respeto a las raíces, el refuerzo del vínculo con afición e instituciones y la confianza en la cantera serán los cimientos para conseguir un crecimiento progresivo y sostenible que haga alcanzar el objetivo: que el club vuelva a competir con los mejores.

 

- Jorge Mas, futuro presidente del Real Zaragoza, confirmó en una carta abierta a los aficionados que usted estará al frente de la gestión del club como director general. Tiene una larga trayectoria profesional en el mundo del fútbol que le avala. ¿Cómo se presenta ante el zaragocismo?

- Si tuviera que explicar quién soy yo, comenzaría hablando de mis valores. Tengo dos muy marcados: la familia y los amigos. Soy una persona muy trabajadora, cuando me apasiono por algo lo doy todo y he vivido en diferentes sitios como España, Estados Unidos, Inglaterra o Sudamérica, pero estoy muy arraigado a la cultura española. Profesionalmente hablando, soy un ferviente defensor del trabajo en equipo. No creo que nadie nazca sabiéndolo todo y sostengo que no se debe aglutinar todo en una misma persona. Todo lo contrario. Creo mucho en los especialistas y que la suma de éstos hace un conjunto mucho más fuerte. Siempre he destacado por apoyar mucho al equipo. Quiero conocer y formar un buen equipo. La calidad y la fuerza del grupo nos llevará a donde queremos estar. 

- Llega al Real Zaragoza un grupo de inversores iniciando una nueva etapa en la historia del club, ¿cuáles son los objetivos?

- Si me preguntasen por qué me uno a este proyecto, diría que por dos motivos principales. El primero, es que nos encontramos ante un reto muy ilusionante: volver a situar al Real Zaragoza donde merece. Soy hombre de fútbol de toda la vida y no hace falta explicar lo que es el Real Zaragoza, uno de los grandes clubes de España que ahora está lejos de su lugar. Es un equipo de Primera que milita en Segunda, y debemos trabajar duro para devolverlo donde merece; el segundo, son los compañeros de viaje. Trabajo desde hace tiempo con el grupo inversor que ha adquirido la mayoría del capital social del club y son profesionales muy serios, con las ideas muy claras y que, además, escuchan. Vienen con la humildad de saber que no son de aquí ni conocen el club. Por ello las prioridades son principalmente las de entenderlo, respetar sus valores, conocer sus raíces, reforzar todos los vínculos con una afición tan importante y aportar recursos al club. 

- En cuanto a la estrategia que se llevará a cabo, ¿cuáles serán los primeros pasos que se darán?

- En cuanto al plan de acción, hay tres áreas de impacto interrelacionadas. Por un lado, la financiera, para dotar al club de una sostenibilidad económica; por otro potenciar el área deportiva, haciendo un equipo más competitivo como consecuencia de esa solidez económica; y por último, una renovación de las infraestructuras, para que los aficionados puedan disfrutar más de las instalaciones. El crecimiento deberá ser orgánico y progresivo, no artificial. Existe una base muy buena, un club con unas raíces muy importantes y con una base de afición e historia muy grandes. Eso ya es tener mucho. Pero existe una deuda considerable y ha pasado por momentos difíciles en los últimos tiempos. Para comenzar a construir se dará oxígeno económico en el comienzo del proyecto para poder así crecer en la parcela deportiva y de infraestructuras. Además, debemos tener en cuenta que el grupo de inversores goza de una importante presencia en el mundo del fútbol, que nos va a dar una notable experiencia y que nos aportará unas claras sinergias de grupo que nos pueden ayudar tanto en lo deportivo como en lo comercial. Esta interrelación nos puede abrir puertas para conseguir futuros sponsors del club, así como también adquirir riqueza de conocimiento que podemos compartir con ellos.

 

“El crecimiento debe ser orgánico y progresivo”

 

- Señala que una de las acciones iniciales que están proyectadas será la mejora en las infraestructuras. ¿Cómo se afrontará?

- Nuestra intención es que se renueven las infraestructuras para que los aficionados puedan disfrutar más de su club. Los zaragocistas se merecen unas instalaciones que puedan disfrutar, no sólo gozando de una mejor experiencia en los partidos, sino también en el día a día. En este sentido dialogaremos con las instituciones para trabajar de manera conjunta. 

- El club se encuentra inmerso en plena temporada. ¿Qué mensaje les traslada a cuerpo técnico y jugadores?

- Quiero lanzar un mensaje de apoyo total. Pueden contar con nosotros para lo que necesiten. Pero desde luego, quiero mandar un mensaje de tranquilidad. Que se sientan arropados. No venimos al Real Zaragoza a entrar de manera abrupta, ya que hay una base muy importante. Con lo que tenemos, debemos sacar el máximo rendimiento en lo que resta de temporada. El foco en este momento deben ser los resultados deportivos, ya que somos un club de fútbol. El equipo se encuentra en un buen momento de forma, la prioridad es acabar la temporada de la mejor manera posible y en las próximas jornadas sabremos si podremos aspirar a algo más ilusionante. 

- El club siempre ha contado con un importante trabajo en las categorías inferiores. ¿Qué relevancia tendrá la cantera en el nuevo proyecto?

- Yo soy un defensor acérrimo de la cantera. Ésta te garantiza la identidad de club dentro del vestuario. He tenido la suerte de vivir, probablemente, el equipo de cantera más exitoso de la historia: el Barcelona de 2008-2012, que también fue la base de la Selección que ganó un Mundial y dos Eurocopas. Creo mucho en la cantera y en tener una base de jugadores de la casa, que cuando llegue un jugador de fuera le enseñe lo que significa el escudo que llevan, que dan ese plus extra de pasión y que conectan sentimentalmente de manera muy estrecha con la afición. El Real Zaragoza históricamente ha trabajado muy bien este aspecto y en esa línea hay que seguir construyendo.

 

“Soy defensor acérrimo de la cantera, te garantiza la identidad de club dentro del vestuario”

 

- Los empleados son otro gran activo de la entidad.  

- Por supuesto, y quiero trasmitirles tranquilidad. Lo que les vamos a dar es estabilidad, no venimos a dar lecciones a nadie, sino a aprender con ellos y a trabajar con ellos. El estilo que vamos a seguir es el de trabajo en equipo y de humildad. Sabemos que al llegar con recursos y con la experiencia que traemos podemos aportar mucho, pero siempre junto con ellos. 

- La afición, las instituciones y representantes del zaragocismo han acogido con mucha expectación e ilusión esta nueva etapa que comenzará en el Real Zaragoza.

- Me gustaría agradecer el recibimiento que ha tenido el nuevo proyecto. Eso es un síntoma de que vamos por el camino adecuado. El apoyo del zaragocismo resulta fundamental. Cuando decimos que queremos mantener las raíces del club, entendemos que dentro de la gestión debemos tener personas de Zaragoza que tengan la comprensión sobre el club y la tierra. Somos conscientes que al no ser aragoneses debemos tener humildad para entender que, para llevar a cabo todo lo que queremos que hacer, es imprescindible ese nexo. Una de las claves para tener éxito será mantener arraigo con Zaragoza y Aragón y potenciar las relaciones, que de por sí son muy estrechas, con todas las instituciones.

- La afición será pieza clave. ¿Qué mensaje les quiere transmitir?

- Les necesitamos. Sin la afición zaragocista no existe el Real Zaragoza. Quiero solicitarles todo su apoyo y paciencia, que trataremos de devolver con resultados. Sabemos que han pasado por dificultades, que nunca han dejado de estar al lado del equipo y son sin duda una de las aficiones más grandes de España. Nos esforzaremos para conseguir el objetivo común de que el club vuelva competir en la élite del fútbol español. Y para ello, su fuerza es imprescindible, ya que nos hace mejores. 

 

“Necesitamos a la afición zaragocista. Su fuerza es imprescindible, nos hace mejores”