Inicio > Noticias > Quince años de la conquista de la Copa del Rey en Montjuic ante el Real Madrid

Compartir en

Quince años de la conquista de la Copa del Rey en Montjuic ante el Real Madrid

16/03/2019 - 23:45

 

El Real Zaragoza llegó a la final de la Copa del Rey, el 17 de marzo de 2004, con un claro papel de víctima ante el Real Madrid ‘Galáctico’, repleto de estrellas y aires de grandeza. El encuentro se disputaba en una situación muy complicada para el país, envuelto en un duelo nacional tras los terribles atentados sufridos en la capital de España que se cobraron la vida de 192 personas. Se trataba del primer gran evento deportivo después de aquel bárbaro atentado.

El Real Zaragoza se plantaba en el Estadio de Montjuic, sede de aquella final, después de haber dejado en la cuneta al Mirandés, Salamanca, Real Betis, Barcelona y Deportivo Alavés. Y el incuestionable rédito de su poderío en la competición del K.O., del que siempre había dado muestras.

Enfrente, un Real Madrid estelar paseaba su calidad con aparente demasiada vanidad. En sus filas se alineaban futbolistas como Beckham, Figo, Zidane, Guti, Roberto Carlos o Raúl, entre otros. Sin embargo, los blancos se encaraban con un Real Zaragoza convencido de sus posibilidades y dispuesto a dar la batalla en esa pelea galáctica.

Alineó Víctor Muñoz a Láinez, Cuartero, Álvaro, Milito, Delio Toledo, Ponzio, Movilla, Cani, Savio, Dani y David Villa. Y el discurrir del partido puso de relieve que el Real Zaragoza batallaba por todo: al gol de Beckham le siguieron los de Dani y Villa, y el Madrid solo pudo forzar la prórroga en la segunda parte, gracias a un tanto de Roberto Carlos.

Sin embargo, en la prórroga, y pese a jugar muchos minutos con uno menos por la expulsión de Cani -luego llegaría la de Guti-, el Real Zaragoza se agigantó y enterró al Real Madrid gracias a un gol de Galletti –que había entrado en los cambios junto a Generelo y Juanele- que supuso una explosión de alegría en un zaragocismo que nunca perdió la fe en su equipo. El Real Zaragoza rompía los pronósticos y conquistaba la Copa del Rey para elevar su prestigio y dejar a la deriva un proyecto ‘galáctico’, el blanco, que a partir de entonces comenzó a desmoronarse. El Real Zaragoza rubricaba así su indiscutible etiqueta de grande.

 

Seguir a @realzaragoza

Real Zaragoza

@RealZaragoza