Inicio > Carnés de Socios fallecidos

Carnés de Socios fallecidos

En caso de defunción de un Socio titular de un abono, el carné permanecerá vigente hasta el final de la temporada deportiva. Pero en ningún caso se podrá renovar.

Los abonos, solo pueden ser emitido a personas vivas, ya que los fallecidos no tienen capacidad para poder ser Socios del Real Zaragoza.

Por ello, los familiares del Socio difunto podrán comunicar el fallecimiento al Club, a fin de evitar que se vuelva a girar el recibo domiciliado. Pueden hacerlo de forma presencial o por otros medios, como correo postal, correo electrónico, fax... Para cursar la baja es conveniente que se acredite con un documento de prueba del fallecimiento (a ser posible certificado de defunción).

No podrá renovarse el carné a nombre del antiguo titular, ni conservar el número de Socio, ni la antigüedad.

Dado que al finalizar la temporada, la localidad que ocupaba el socio fallecido queda liberada, se ofrece a los familiares el que puedan reservarla, asignándola a nombre de otra persona, y mantener así la ubicación del núcleo familiar en el estadio. Para ello deberán comunicarlo al Club antes del 30 de junio de cada temporada en curso.

En caso de infracción por parte de los familiares o allegados del difunto al renovar su carné, éste le podrá ser retirado, sin perjuicio de la responsabilidad legal que pudiera derivarse de su uso fraudulento.

Antigüedad del carné

Los carnés abono de temporada muestran una cifra que cambia cada año, mostrando un orden cronológico respecto a la fecha del alta de todos los Socios que componen la masa social actual del Club.

Esta antigüedad está vinculada, entre otras cosas, con el reconocimiento anual de las insignias de oro para aquellos Socios que cumplen 50 o 75 años de vínculo ininterrumpido con el Club.

La antigüedad de los carnés se interrumpe al fallecer, o al darse de baja el Socio. Una vez interrumpida la condición de socio, la antigüedad se pierde y no es posible recuperarla.

Los datos de los Socios, incluyendo sus fechas de alta y baja, forman parte de un fichero gestionado por el Real Zaragoza, así como por LaLiga (proveedora del software tecnológico de gestión de accesos y emisión de carnés).