Inicio > Ley de Transparencia > Política de Club y código ético

Política de Club y código ético

REAL ZARAGOZA, POLÍTICA DE CLUB Y CÓDIGO ÉTICO

El Real Zaragoza es fruto de la fusión de diferentes clubes, que culminaron en 1932 con la unión del Zaragoza FC y el Iberia SC. Desde entonces el Club es uno de los principales símbolos de Aragón.

El Real Zaragoza, por lo tanto, es el fruto de la unión de múltiples voluntades, de las ilusiones de la gran mayoría de aficionados al fútbol en Aragón. El Real Zaragoza es un sentimiento compartido por miles de personas.

El Real Zaragoza tiene que ser y saber transmitir que es un Club serio y señorial en el respeto a los demás. Ningún miembro de nuestra organización (Directiva, Cuerpo Técnico, Jugadores, y cada empleado o departamentos que lo conforman), puede estar por encima del CLUB. Todos los integrantes del Real Zaragoza deben actuar buscando el interés de la Institución.

Respetar al Real Zaragoza, tener una misma voz, acercar el Club a los aficionados, a los medios de comunicación y al mundo del fútbol debe ser tarea de todos.

Los miembros del Real Zaragoza deben actuar con una absoluta discreción en todos los aspectos (deportivos o internos). La imagen exterior siempre debe ser de unidad, dejando para el ámbito interno los problemas o las dificultades que puedan surgir, solucionándolos siempre en el seno del Real Zaragoza y persiguiendo el interés general de la Entidad.

El Real Zaragoza está por encima de cada persona y cargo.

El objetivo deportivo prioritario del Real Zaragoza pasa cada año por la permanencia en Primera División, de esta forma, consolidando el equipo entre los mejores del fútbol español, se pueden alcanzar otras metas, vía la competición de liga. Además, debemos apostar especialmente por la competición que más éxitos ha dado al Real Zaragoza, el Campeonato de España, Copa de S.M. el Rey, un título que tradicionalmente ha sido conquistado por el Club y por el que la afición zaragocista tiene un gran cariño.

La filosofía deportiva está basada en la cantera y jóvenes jugadores, y fundamentada en el “buen juego”, con el que el aficionado del Real Zaragoza se siente plenamente identificado.

Todos los jugadores, técnicos y entrenadores tienen que adaptarse al sentimiento zaragocista. Para ello, se buscará la continuidad en todos los aspectos, tanto en el plano deportivo, como en el técnico, de personal, etc.

El Club tiene que ser transparente y actuar con naturalidad, sin dejarse llevar por la defensa de intereses personales o particulares. Las críticas constructivas, tanto de los aficionados como de los medios de comunicación deben ser asumidas, sin que varíen nuestros objetivos, en la medida que nos ayuden a mejorar. Por consiguiente, las decisiones se tomarán siempre buscando lo mejor para el presente y el futuro del Real Zaragoza.

El Real Zaragoza debe buscar la cercanía y el apoyo de la afición, transmitiendo al aficionado: ilusión, pasión, entretenimiento y ambición. Estos deben ser los objetivos del Club para que se identifiquen siempre con la Entidad, creando y cuidando tanto interna como externamente un buen ambiente, una imagen positiva y de respeto, dentro y fuera del Club.

En consecuencia con lo anterior, los integrantes del Real Zaragoza se abstendrán de realizar críticas públicas a la Entidad o a otros miembros del mismo, en beneficio de sus propios intereses. Todas las personas que forman parte del Real Zaragoza deben ser conocedores de que con sus críticas a la propia Entidad o a compañeros a quien se perjudica es al Real Zaragoza. Por lo tanto, todas las discrepancias u opiniones divergentes se deberán resolver internamente a través de los cauces previstos al efecto.

Dada la amplia repercusión mediática de la que goza el mundo del fútbol y la influencia de las opiniones vertidas sobre la Entidad u otros compañeros del propio Club, se recomienda que los miembros del mismo sean extremadamente cuidadosos en esta materia. De este modo, el mensaje que llegue a nuestros aficionados será siempre adecuado y respetuoso con la realidad.

El Real Zaragoza es un Club profesional y así debe actuar. Se valora internamente que cada uno de los empleados aporte creatividad, responsabilidad y profesionalidad a la hora de adoptar decisiones. Siempre pensando en el bien común del Real Zaragoza.

Cada una de las parcelas de trabajo cuenta con un responsable y las funciones y cargos de cada empleado están definidos por éste. La comunicación entre departamentos tiene que ser fluida, con el objetivo de mejorar el Club día a día.

Todos los integrantes del Real Zaragoza deben ser conocedores en todo momento de cuáles son nuestros objetivos, nuestros métodos y posibilidades para conseguirlos. Tenemos nuestra propia y única entidad en el mundo del fútbol y debemos saberla transmitir en cada momento para que poco a poco el Real Zaragoza sea lo que busca cada club "SER ÚNICO".

Código ético

El Real Zaragoza ha desarrollado, en colaboración con el despacho de abogados Cuatrecasas Gonçalves Pereira, un Código Ético de actuación para todas las personas que forman parte de la Entidad.

El proyecto desarrollado por el Real Zaragoza incluye un plan de formación en el que ya han participado los directivos y empleados del Club, así como los componentes de las distintas plantillas en sus diferentes categorías.

El Código Ético (el denominado Compliance Officer) está también abierto a todas aquellas personas que quieran brindar su colaboración o punto de vista a través de la cuenta real@realzaragoza.com

Seguir a @realzaragoza

Real Zaragoza

@RealZaragoza